Gracias al control ciudadano ejercido por los Partidos Alianza Verde y Polo Democrático, se logró el retiro del consorcio Camargo Correa de la licitación del Metro de Bogotá.

Dicho consorcio está vinculado a los escándalos de corrupción de Odebrecht en Brasil y Perú y por el caso Hidroituango en Colombia.

Claudia López celebró la noticia y declaró que mantendría los ojos puestos en la licitación con los proponentes que quedan:

«Vamos a seguir vigilando porque todos queremos que el metro de Bogotá sea una gran obra de movilidad y no un hueco de corrupción.

×