Recibo con amor y con inmensa humildad la candidatura del Verde a la Alcaldía de Bogotá. Esta no es solo mi candidatura, esta es la victoria de todos los que nos identificamos como independientes, de centro, por dentro y por fuera del Verde. Es una victoria de las mayorías ciudadanas que no estamos en ningún extremo ideológico ni político, de los que sabemos que es unidos como ciudadanos, por encima de las diferencias, poniendo nuestras prioridades ciudadanas por encima de las vanidades y saboteos de los políticos, como podemos sacar a Bogotá adelante. Quiero agradecer a los más de 3.000 voluntarios que se registraron en este mes y medio de campaña, que salieron con todo el entusiasmo a entregar nuestras propuestas junto a un maravilloso grupo de precandidatos en todas las localidades. Agradecimiento infinito a los amigos que me acompañaron en esta causa, a Rafael Pardo, a Sergio Fajardo, a los senadores, representantes, concejales y líderes del Verde que, con su decidido apoyo, sellaron esta victoria. Gracias por su energía y entrega en esta campaña. Juntos, vamos a seguir renovando la política, inspirando a todas las generaciones. ¡Juntos vamos a ganar la Alcaldía de Bogotá! A mi familia, mi mamá, mi papá, mis hermanos, a Angélica, incluso a mi Lucky, gracias por ser mi soporte de amor e inspiración siempre, en esta y en todas las batallas. A Antonio, mi amigo, mi coequipero, mil gracias por hacereste proceso juntos. Eres un ejemplo de ser humano, de líder y de altura política. Le hemos demostrado al país que cuando hay calidad humana y propósito colectivo no hay espacio para la politiquería ni la mezquindad. Hoy más que nunca Bogotá necesita de la fuerza unida de nuestro Verde para renovarse, para corregir el rumbo, para que Bogotá vuelva a ser el mejor hogar de todos los colombianos. Con el Verde unido, nos disponemos desde hoy para dar el segundo paso: construir la mayor coalición ciudadana que se haya visto en nuestra Bogotá. Si bien los ciudadanos que apoyan nuestra candidatura son más de centro e independientes, sabemos que es en convergencia con otros sectores alternativos como lograremos representar al conjunto de mayorías ciudadanas que quieren un cambio de rumbo constructivo en Bogotá. Manteniendo nuestra propia identidad, vamos a competir con esos otros sectores con fraternidad, para converger, no para dividir, para avanzar no para quedarnos estancados en inútiles peleas. Soy orgullosamente mujer, bogotana, hecha a pulso, fruto del amor, el mérito y la educación, como la inmensa mayoría de colombianos y bogotanos, que somos el alma y la esperanza de nuestra sociedad. Tenemos el carácter para corregir lo que va mal, la generosidad para reconocer y continuar lo que va bien y el liderazgo para hacer lo que hace falta. Tenemos la capacidad y la energía para inspirar y unir a Bogotá.

¡VAMOS A GANAR!

 

×